“Cualquier mujer puede ser mariposa, si decide dejar de ser oruga”.
Marien Román