Constelaciones Familiares – AMOR, ORDEN y PERTENENCIA

 

¿Qué son las constelaciones familiares?

Las constelaciones familiares son un método desarrollado por el filósofo, teólogo y pedagogo Bert Hellinguer.

Todos pertenecemos a un Sistema familiar al que estamos unidos energéticamente, incluso con los miembros que no están físicamente presentes.

c4c2c2e9f5c552a5abd7e9c4c6971cea

Como todo Sistema está regido por leyes invisibles. La alteración inconsciente de estas leyes hace que nos identifiquemos con nuestros antepasados, tomando responsabilidades que no son nuestras

Su objetivo es liberar a las personas de sus tensiones o conflictos que suelen venir de las generaciones pasadas y tienen sus raíces en los acontecimientos de la historia familiar o doméstica, fallecimiento de padres o de hijos, abortos, separaciones, etc. Esto puede manifestarse en el presente, en forma de depresión, miedos, migrañas, problemas en las relaciones, etc.

Dicho de otra forma, son acontecimientos emocionalmente intensos, (conflictos no resueltos), de nuestros antepasados familiares, que son transmitidos generación tras generación y se hacen presentes en nuestra vida para ser resueltos.

Las Constelaciones Familiares van más allá de la Terapia convencional. Es un método eficaz y rápido para solucionar todo tipo de conflictos, conectándonos a su vez con el alma y sus movimientos, que nos permite ver dónde quedó interrumpido el amor, iniciando así un proceso de profunda sanación.

Las Constelaciones confirman que muchas cosas que nos suceden sumergen sus raíces en movimientos invisibles, subterráneos, donde la fuerza de los vínculos y del amor tiene una dimensión enorme. Si bien, en un nivel superficial, parece que todo el mundo hace sus propias elecciones, esos movimientos sutiles y ocultos en las relaciones humanas nos llevan a posicionarnos en la vida de una cierta manera, a través de lealtades inconscientes. La muerte temprana de un miembro de la familia, el olvido o la expulsión de alguien, cuando hay injusticias y desequilibrios en el balance entre el dar y el tomar, la dinámica de seguir a la muerte a otras personas, llevar cargas en lugar de otros o las expiaciones de culpas de anteriores, por ejemplo, son hechos que, al no ser integrados por el sistema familiar, pueden tener efecto en generaciones posteriores sin que se tenga consciencia de ello.

c2c493de326ba96f42c333d7b116c91f

Con el trabajo de Constelaciones, se facilita que emerjan esas lealtades y dinámicas para poder reorientarlas hacia caminos más potenciadores y positivos.

Los Órdenes del Amor se basan en la idea de que el Amor crece y florece dentro de un Orden que da a cada miembro de la familia o del sistema, un lugar de dignidad y respeto. Para que ello sea posible, varios son los aspectos que se tienen en cuenta. Por un lado, está el orden de precedencia, que ha de ser respetado, y que va del pasado hacia el futuro (quién vino antes tiene precedencia sobre quien vino después) y de arriba abajo (que los padres sean padres y los hijos sean hijos). En este sentido, se favorece que cada persona ocupe el lugar que le corresponde dentro del sistema familiar, dado que este orden muchas veces se trastorna cuando un hijo, por ejemplo, toma la posición de uno de los padres. Por otro lado, está el orden de pertenencia, el derecho de que la persona sienta que forma parte del sistema y, por último, la importancia de que exista un equilibrio entre lo que se da y lo que se recibe. A partir de este trabajo, durante la Constelación se va generando otra imagen diferente, un movimiento nuevo, de sanación y cura, orientado hacia la vida, que permite agarrarse con más fuerza a las ganas de vivir.

12243322_543224682520204_7809853822616797805_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con esta magnífica herramienta, puedes darle más vida  tus años 

Marien Román 4